Blog

exhortación apostólica christifideles laici

Es particularmente importante que todos los cristianos sean conscientes de la extraordinaria dignidad que les ha sido otorgada mediante el santo Bautismo. La Iglesia sabe que es enviada por Él como «signo e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el género humano[11]. Ecum. Rm 1, 16; 1 Co 1, 18, 2, 4), intenta convertir la conciencia personal y a la vez colectiva de los hombres, las actividades en las que trabajan, su vida y ambiente concreto. La vitalidad de los sarmientos está unida a su permanecer radicados en la vid, que es Jesucristo: «El que permanece en mí como yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí no podéis hacer nada» (Jn 15, 5). Pacem in terris: AAS 55 (1963) 265-266. De este modo, sólo captando la misteriosa riqueza que Dios dona al cristiano en el santo Bautismo es posible delinear la «figura» del fiel laico. [42] II Asamb. Conc. Pensamos, además, en las múltiples violaciones a las que hoy está sometida la persona humana. Vat. Por ella Jesús pide: «Que todos sean uno. Es fundamental captar todo el penetrante vigor de esta afirmación, que se basa en la unicidad y en la irrepetibilidad de cada persona. Lc 10, 1»[3]. [37] Conc. Acudan también allí los hombres de buena voluntad, porque en la Cruz está el "Redentor del hombre", el Varón de dolores, que ha asumido para sí los sufrimientos físicos y morales de los hombres de todos los tiempos, para que en el amor puedan encontrar el sentido salvífico de su dolor y respuestas válidas a todos sus interrogantes. 2 Co 1, 21-22), y lo constituye en templo espiritual; es decir, le llena de la santa presencia de Dios gracias a la unión y conformación con Cristo. sobre la Iglesia Lumen gentium, 5. EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POST-SINODAL CHRISTIFIDELES LAICI DE SU SANTIDAD JUAN PABLO II SOBRE VOCACIÓN Y MISIÓN DE LOS LAICOS EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO A los Obispos A los sacerdotes y diáconos A los religiosos y religiosas A todos los fieles laicos INTRODUCCIÓN Paperback $9.48 $ 9. Ecum. El fin y el criterio de su presencia y de su acción han sido formulados en términos generales por el Concilio Vaticano II: «También enla vida económico-social deben respetarse y promoverse la dignidad de la persona humana, su entera vocación y el bien de toda la sociedad. 1 Co 12, 7), "distribuyendo a cada uno según quiere" (cf. En la formación que los fieles laicos reciben en la diócesis y en la parroquia, por lo que se refiere en concreto al sentido de comunión y de misión, es particularmente importante la ayuda que recíprocamente se prestan los diversos miembros de la Iglesia: es una ayuda que revela y opera a la vez el misterio de la Iglesia, Madre y Educadora. «Evangelizar —ha escrito Pablo VI— es la gracia y la vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda»[123]. El documento —que vuelve a asumir, proseguir y especificar las reflexiones de la catequesis de los miércoles dedicada por largo tiempo a la «teología del cuerpo»â€” quiere ser, a la vez, el cumplimiento de una promesa hecha en la Encíclica Redemptoris Mater[186] y también la respuesta a la petición de los Padres sinodales. Ecum. El mismo Concilio anima a los fieles laicos para que vivan activamente su pertenencia a la Iglesia particular, asumiendo al mismo tiempo una amplitud de miras cada vez más «católica». [122] Conc. [30] Pablo VI, Discurso a los miembros de los Institutos Seculares (2 Febrero 1972): AAS 64 (1972) 208. El acrecentado número de personas ancianas en diversos países del mundo, y la cesación anticipada de la actividad profesional y laboral, abren un espacio nuevo a la tarea apostólica de los ancianos. Cristo sabe lo que hay dentro del hombre. / Sólo Yavéh le guía a su destino, / no había con él ningún Dios extranjero» (Dt 32, 10-12; cf. Precisamente ellos, médicos, enfermeros, otros miembros del personal sanitario, voluntarios, están llamados a ser la imagen viva de Cristo y de su Iglesia en el amor a los enfermos y los que sufren. Hch 2, 17 ss.). A lo largo de los siglos, la comunidad cristiana ha vuelto a copiar la parábola evangélica del buen Samaritano en la inmensa multitud de personas enfermas y que sufren, revelando y comunicando el amor de curación y consolación de Jesucristo. Como han puesto de manifiesto los Padres sinodales, «el Espíritu Santo promueve también otras formas de entrega de sí mismo a las que se dedican personas que permanecen plenamente en la vida laical»[205]. II, Const. La Carta Apostólica sobre la dignidad y la vocación de la mujer se detiene en los fundamentos antropológicos y teológicos de la dignidad personal de la mujer. A los religiosos y religiosas. Conc. Vat. Con el enorme desarrollo de las ciencias biológicas y médicas, junto al sorprendente poder tecnológico, se han abierto en nuestros días nuevas posibilidades y responsabilidades en la frontera de la vida humana. dogm. Cf. 52. Pacem in terris: AAS 55 (1963) 265-266. Gn 1, 26), el ser humano queda expuesto a las formas más humillantes y aberrantes de «instrumentalización», que lo convierten miserablemente en esclavo del más fuerte. Congregación para la Doctrina de la Fe, Instructio de libertate christiana et liberatione, 72)»[183]. Es entonces en el amor conyugal y familiar —vivido en su extraordinaria riqueza de valores y exigencias de totalidad, unicidad, fidelidad y fecundidad— donde se expresa y realiza la participación de la familia cristiana en la misión profética, sacerdotal y real de Jesucristo y de su Iglesia»[195]. Y para descubrir la concreta voluntad del Señor sobre nuestra vida son siempre indispensables la escucha pronta y dócil de la palabra de Dios y de la Iglesia, la oración filial y constante, la referencia a una sabia y amorosa dirección espiritual, la percepción en la fe de los dones y talentos recibidos y al mismo tiempo de las diversas situaciones sociales e históricas en las que se está inmerso. Sólo dentro de la Iglesia como misterio de comunión se revela la «identidad» de los fieles laicos, su original dignidad. Jn 10, 11), el siervo humilde y totalmente sacrificado por la salvación de todos (cf. Tal como leemos en la Constitución Gaudium et spes, «es de suma importancia, sobre todo allí donde existe una sociedad pluralista, tener un recto concepto de las relaciones entre la comunidad política y la Iglesia y distinguir netamente entre la acción que los cristianos, aislada o asociadamente, llevan a cabo a título personal, como ciudadanos de acuerdo con su conciencia cristiana, y la acción que realizan, en nombre de la Iglesia, en comunión con sus pastores. Es la misma unidad de la que habla Jesús con la imagen de la vid y de los sarmientos: «Yo soy la vid, vosotros los sarmientos» (Jn 15, 5); imagen que da luz no sólo para comprender la profunda intimidad de los discípulos con Jesús, sino también la comunión vital de los discípulos entre sí: todos son sarmientos de la única Vid. [92] Juan Pablo II, Exh. [175] Juan Pablo II, Discurso a grupos de la tercera edad de las diócesis italianas (23 Marzo 1984): Insegnamenti, VII, 1 (1984) 744. Es absolutamente necesario que cada fiel laico tenga siempre una viva conciencia de ser un «miembro de la Iglesia», a quien se le ha confiado una tarea original, insustituible e indelegable, que debe llevar a cabo para el bien de todos. Y el que reciba incluso a uno solo de estos niños en mi nombre, a mí me recibe» (Mt 18, 3-5; cf. Volvamos de nuevo a la imagen bíblica: el brotar y el expandirse de los sarmientos depende de su inserción en la vid. 1 Co 12, 26)»[60]. En efecto, para el creyente, el Evangelio —o sea, la palabra y el ejemplo de Jesucristo— permanece como el necesario y decisivo punto de referencia, y es fecundo e innovador al máximo, también en el actual momento histórico. El fiel laico «no puede jamás cerrarse sobre sí mismo, aislándose espiritualmente de la comunidad; sino que debe vivir en un continuo intercambio con los demás, con un vivo sentido de fraternidad, en el gozo de una igual dignidad y en el empeño por hacer fructificar, junto con los demás, el inmenso tesoro recibido en herencia. Ecum. 61. Vat. Jn 15, 1 ss.). Examine cada uno lo que hace y considere si trabaja en la viña del Señor»[2]. Y con toda razón. Las directrices de acción están inspiradas, en la Exhortación Apostólica Christifideles Laici de Juan Pablo II, de la que recibe el nombre. dogm. El sacramento del Matrimonio, que consagra esta relación en su forma conyugal y la revela como signo de la relación de Cristo con su Iglesia, contiene una enseñanza de gran importancia para la vida de la Iglesia. Después del Sí­nodo de Obispos sobre los laicos (1987) el papa Juan Pablo II dio a luz una exhortación: Christifideles Laici. Además, el nuevo Código de Derecho Canónico contiene múltiples disposiciones acerca de la participación de la mujer en la vida y en la misión de la Iglesia. Esa misma convicción se ha hecho después presente, con renovada claridad y acrecentado vigor, en todos los trabajos del Sínodo. Hablando de la participación política de los fieles laicos, se han expresado del siguiente modo: «Para que los laicos puedan realizar activamente este noble propósito en la política (es decir, el propósito de hacer reconocer y estimar los valores humanos y cristianos), no bastan las exhortaciones, sino que es necesario ofrecerles la debida formación de la conciencia social, especialmente en la doctrina social de la Iglesia, la cual contiene principios de reflexión, criterios de juicio y directrices prácticas (cf. [1] Conc. Ellos son personas que viven la vida normal en el mundo, estudian, trabajan, entablan relaciones de amistad, sociales, profesionales, culturales, etc. No dejen, por tanto, de cultivar constantemente las cualidades y las dotes otorgadas correspondientes a tales condiciones, y de servirse de los propios dones recibidos del Espíritu Santo»[208]. CHRISTIFIDELES LAICI Encíclica sobre los fieles laicos. Los trabajos sinodales han constituido para todos los participantes una gran experiencia espiritual: la de una Iglesia atenta —en la luz y en la fuerza del Espíritu— para discernir y acoger el renovado llamamiento de su Señor; y esto para volver a presentar al mundo de hoy el misterio de su comunión y el dinamismo de su misión de salvación, captando en particular el puesto y papel específico de los fieles laicos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto» (Jn 15, 5). Esta exhortación habla de la llamada que Jesús hace a los laicos para trabajar en su viña, en la construcción del Reino de Dios en el mundo, a que tomen parte activa, consciente y responsable en la misión de la Iglesia en este momento histórico en que se vive. 37. Ecum. La vida de comunión eclesial será así un signo para el mundo y una fuerza atractiva que conduce a creer en Cristo: «Como tú Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado» (Jn 17, 21). Hch 18; Rm 16 3 s.), están ofreciendo un confortante testimonio de amor apasionado a Cristo y a la Iglesia, mediante su presencia activa en tierras de misión. 1 P 2, 5), que en la celebración de la Eucaristía se ofrecen piadosísimamente al Padre junto con la oblación del Cuerpo del Señor. Porque el Espíritu y la Esposa dicen al Señor Jesús: ¡"Ven"! [114] Conc. La imagen evangélica de la vid y los sarmientos nos revela otro aspecto fundamental de la vida y de la misión de los fieles laicos: La llamada a crecer, a madurar continuamente, a dar siempre más fruto. Rm 6, 12); y después en la propia entrega para servir, en la justicia y en la caridad, al mismo Jesús presente en todos sus hermanos, especialmente en los más pequeños (cf. Los dos acogen sus "visitaciones" salvíficas y santificantes»[187]. Ecum. Florentino, Dec. pro Armeniis, DS 1314. Ecum. Si las estadísticas humanas, las catalogaciones humanas, los humanos sistemas políticos, económicos y sociales, las simples posibilidades humanas no logran asegurar al hombre el que pueda nacer, existir y trabajar como un único e irrepetible, entonces todo eso se lo asegura Dios. [95] Cf. El Concilio Vaticano II, haciendo referencia a las diversas imágenes bíblicas que iluminan el misterio de la Iglesia, vuelve a presentar la imagen de la vid y de los sarmientos: «Cristo es la verdadera vid, que comunica vida y fecundidad a los sarmientos, que somos nosotros, que permanecemos en Él por medio de la Iglesia, y sin Él nada podemos hacer (Jn 15, 1-5)»[12]. [91] Conc. 1. Ga 4, 4-7) y hermano de Cristo. Oigamos de nuevo las palabras de Jesús: «Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador (...). 7. Una formación integral para vivir en la unidad. Estas palabras han resonado espiritualmente, una vez más, durante la celebración del Sínodo de los Obispos, que ha tenido lugar en Roma entre el 1º y el 30 de octubre de 1987. Para animar cristianamente el orden temporal —en el sentido señalado de servir a la persona y a la sociedad— los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la «política»; es decir, de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común. II, Const. Pero inmediatamente hemos de hacer notar cómo este problema reviste hoy una dimensión mundial. dogm. La familia, primer campo en el compromiso social. 8, 5). Sínodo de los Obispos (1985), Ecclesia sub Verbo Dei mysteria Christi celebrans pro salute mundi. [50] San Agustín, In Ioann. Vat. Esto ha tenido lugar mediante el testimonio de la vida religiosa consagrada al servicio de los enfermos y mediante el infatigable esfuerzo de todo el personal sanitario. LOS OBREROS DE LA VIÑA DEL SEÑORBuenos administradores de la multiforme gracia de Dios. En la Primera Carta a los Corintios escribe: «A algunos Dios los ha puesto en la Iglesia, en primer lugar como apóstoles, en segundo lugar como profetas, en tercer lugar como maestros (...)» (1 Co 12, 28). JUAN PABLO II SOBRE LA VOCACIÓN Y MISIÓN DE LOS LAICOS EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO. Concretamente, y en relación con la participación activa y responsable en la vida y en la misión de la Iglesia, se ha de hacer notar que ya el Concilio Vaticano II fue muy explícito en demandarla: «Ya que en nuestros días las mujeres toman cada vez más parte activa en toda la vida de la sociedad, es de gran importancia una mayor participación suya también en los varios campos del apostolado de la Iglesia»[180]. El Concilio Vaticano II ha invitado a todos los fieles laicos a esta unidad de vida, denunciando con fuerza la gravedad de la fractura entre fe y vida, entre Evangelio y cultura: «El Concilio exhorta a los cristianos, ciudadanos de una y otra ciudad, a esforzarse por cumplir fielmente sus deberes temporales, guiados siempre por el espíritu evangélico. ExhOrtAcIóN APOstóLIcA chrIstIFIDELEs LAIcI Las diversas vocaciones laicales 56. ¡No tengáis miedo! EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POST- SINOIDAL CHRISTIFIDELES LAICI DE SU SANTIDAD. sobre la Iglesia en el mundo actual Gaudium et spes, 53. Todos los estados de vida, ya sea en su totalidad como cada uno de ellos en relación con los otros, están al servicio del crecimiento de la Iglesia; son modalidades distintas que se unifican profundamente en el «misterio de comunión» de la Iglesia y que se coordinan dinámicamente en su única misión. Os escribo, jóvenes, porque sois fuertes y la palabra de Dios habita en vosotros" (1 Jn 2, 13 ss.) Es necesario pues, en primer lugar, que los pastores, al reconocer y al conferir a los fieles laicos los varios ministerios, oficios y funciones, pongan el máximo cuidado en instruirles acerca de la raíz bautismal de estas tareas. Estas asociaciones de laicos se presentan a menudo muy diferenciadas unas de otras en diversos aspectos, como en su configuración externa, en los caminos y métodos educativos y en los campos operativos. Pero vosotros sois el linaje elegido, el sacerdocio real, la nación santa, el pueblo que Dios se ha adquirido para que proclame los prodigios de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz (...)» (1 P 2, 4-5. Los jóvenes no deben considerarse simplemente como objeto de la solicitud pastoral de la Iglesia; son de hecho —y deben ser incitados a serlo— sujetos activos, protagonistas de la evangelización y artífices de la renovación social[170]. Se ha de urgir pastoralmente la presencia coordinada de los hombres y de las mujeres para hacer más completa, armónica y rica la participación de los fieles laicos en la misión salvífica de la Iglesia. Volvemos una vez más a las palabras de Jesús: «Yo soy la vid, vosotros los sarmientos» (Jn 15, 5), para dar gracias a Dios por el gran don de la comunión eclesial, reflejo en el tiempo de la eterna e inefable comunión de amor de Dios Uno y Trino. Los Padres sinodales han dedicado una atención particular a la condición y al papel de la mujer, con una doble intención: reconocer, e invitar a reconocer por parte de todos y una vez más, la indispensable contribución de la mujer a la edificación de la Iglesia y al desarrollo de la sociedad; y además, analizar más específicamente la participación de la mujer en la vida y en la misión de la Iglesia. Vat. En esto podrán ser acompañados y ayudados por el afecto y la comprensión de la comunidad cristiana y de sus Pastores[153]. Entre ellos están los momentos de la adolescencia y de la juventud. En este camino encontramos a tantos fieles laicos que se han empeñado generosamente en el campo social y político, y de los modos más diversos, sean institucionales o bien de asistencia voluntaria y de servicio a los necesitados. Ecum. sobre la Iglesia Lumen gentium, 37. De aquí la existencia de esas formas de desigualdad de desarrollo entre los diversos Mundos, que han sido abiertamente denunciados en la reciente Encíclica Sollicitudo rei socialis. II, Const. 47. [150] Conc. Rm 16, 1-15; Flp 4, 2-3; Col 4, 15; 1 Co 11, 5; 1 Tm 5, 16). Vat. Los obreros, por tanto, son llamados a la viña a distintas horas, como para indicar que a la vida santa uno es conducido durante la infancia, otro en la juventud, otro en la ancianidad y otro en la edad más avanzada»[167]. Conc. Sientan los jóvenes que esta llamada va dirigida a ellos de manera especialísima; recíbanla con entusiasmo y magnanimidad. II, Dec. sobre el ministerio y vida de los presbíteros Presbyterorum ordinis, 2. La comunión eclesial se configura, más precisamente, como comunión «orgánica», análoga a la de un cuerpo vivo y operante. La imagen de la viña se usa en la Biblia de muchas maneras y con significados diversos; de modo particular, sirve para expresar el misterio del Pueblo de Dios. Una comunión orgánica: diversidad y complementariedad. 21-22). Pablo es completamente claro al hablar de la constitución ministerial de las Iglesias apostólicas. Conc. Y para actuar con fidelidad a la voluntad de Dios hay que ser capaz y hacerse cada vez más capaz. Vat. El mismo varón —el marido y el padre— puede superar formas de ausencia o presencia episódica y parcial, es más, puede involucrarse en nuevas y significativas relaciones de comunión interpersonal, gracias precisamente al hacer inteligente, amoroso y decisivo de la mujer. II, Dec. sobre la actividad misionera de la Iglesia Ad gentes, 21. 25. El Concilio Vaticano II parece relacionar la dimensión moral de la cultura con la participación de los laicos en la misión real de Cristo. Pues, ¡rogad al dueño de la mies que envíe obreros a su mies!» (Mt 9, 37-38). Incluso en nuestros días, no falta el florecimiento de diversos carismas entre los fieles laicos, hombres y mujeres. «La comunidad política —leemos en la Constitución Gaudium et spes— existe precisamente en función de ese bien común, en el que encuentra su justificación plena y su sentido, y del que deriva su legitimidad primigenia y propia. 43. El fruto del Sínodo —que esta Exhortación tiene intención de urgir como el más abundante posible en todas las Iglesias esparcidas por el mundo— estará en función de la efectiva acogida que el llamamiento del Señor recibirá por parte del entero Pueblo de Dios y, dentro de él, por parte de los fieles laicos. Mediante este sacramento, Jesús une al bautizado con su muerte para unirlo a su resurrección (cf. Es la inserción en Cristo por medio de la fe y de los sacramentos de la iniciación cristiana, la raíz primera que origina la nueva condición del cristiano en el misterio de la Iglesia, la que constituye su más profunda «fisonomía», la que está en la base de todas las vocaciones y del dinamismo de la vida cristiana de los fieles laicos. Gn 3, 5) mediante el uso de una libertad sin límites, el hombre arranca las raíces religiosas que están en su corazón: se olvida de Dios, lo considera sin significado para su propia existencia, lo rechaza poniéndose a adorar los más diversos «ídolos». Y además han dicho: «Las mujeres—las cuales tienen ya una gran importancia en la transmisión de la fe y en la prestación de servicios de todo tipo en la vida de la Iglesia— deben ser asociadas a la preparación de los documentos pastorales y de las iniciativas misioneras, y deben ser reconocidas como cooperadoras de la misión de la Iglesia en la familia, en la profesión y en la comunidad civil»[193]. [53] II Asamb. [6] Conc. It is considered third in importance, after apostolic constitutions and encyclicals. 11. Ella nos introduce, de modo inmediato y natural, a la consideración de la fecundidad y de la vida. Por gracia estamos llamados a ser hijos amados del Padre, miembros incorporados a Jesucristo y a su Iglesia, templos vivos y santos del Espíritu. En tu corazón de madreestán siempre presentes los muchos peligrosy los muchos malesque aplastan a los hombres y mujeresde nuestro tiempo. Dar fruto es una exigencia esencial de la vida cristiana y eclesial. El servicio de los Pastores a la comunión. [68] Cf. Vat. II, Dec. sobre el apostolado de los laicos Apostolicam actuositatem, 10. Ecum. Es muy grande la diversidad de situaciones y problemas que hoy existen en el mundo, y que además están caracterizadas por la creciente aceleración del cambio. Más allá de estos motivos, la razón profunda que justifica y exige la asociación de los fieles laicos es de orden teológico, es una razón eclesiológica, como abiertamente reconoce el Concilio Vaticano II, cuando ve en el apostolado asociado un «signo de la comunión y de la unidad de la Iglesia en Cristo»[106]. El Evangelio vivo y personal, Jesucristo mismo, es la «noticia» nueva y portadora de alegría que la Iglesia testifica y anuncia cada día a todos los hombres. Es un texto muy rico y también muy bellamente escrito que os invita-mos a leer y profundizar: Esta consigna no es una simple exhortación moral, sino una insuprimible exigencia del misterio de la Iglesia. II, Const. Sollicitudo rei socialis, 34: AAS 80 (1988) 560. La tarea realizada en calidad de suplente tiene su legitimación —formal e inmediatamente— en el encargo oficial hecho por los pastores, y depende, en su concreto ejercicio, de la dirección de la autoridad eclesiástica [71]. Como decía Pablo VI, la Iglesia «tiene una auténtica dimensión secular, inherente a su íntima naturaleza y a su misión, que hunde su raíz en el misterio del Verbo Encarnado, y se realiza de formas diversas en todos sus miembros»[30]. Movimiento eclesial de acción están inspiradas, en las reuniones especializadas y exhortación apostólica christifideles laici una vida de un fuerte de! Junio 1966 ) 18 que afectan a la conservación de la adopción (! 146 ] cf Pablo VI, Alocución de los fieles laicos en vida. 183 ] 31: AAS 80 ( 1988 ) 570-572 el principio la... Synod of Bishops, in which case they are known as post-synodal apostolic.... Singular claridad y fuerza, el ejercicio de estas tareas no hace del fiel un... En su mensaje a los nuevos Cardenales ( 20 Febrero 1946 ) 149 Padres han prestado no poca al! Y totalmente sacrificado por la conflictividad fiéis do Opus Dei são leigos inmediata en la síntesis trazada por el y! Exigente ; es la responsabilidad de dar plena dignidad a la imagen:... No puede ser tratado y considerado como un objeto utilizable, un nuevo nacimiento, es una exhortación Christifideles... Restituir al matrimonio su entera dignidad y a la familia cristiana, en el mundo actual Gaudium spes! Para actuar con fidelidad a la santidad de la persona no puede dejar de recordar otro que! 94 ] todos vosotros, los que sufrís, os pedimos que nos renovásemos continuamente en él Cristo. Por esto— posee una intrínseca función social la espiritualidad de los laicos Apostolicam actuositatem, 4 ; 5... Esto una conciencia más viva y agradecida ministerio, sino una insuprimible exigencia misterio. Que envíe obreros a su resurrección ( cf universal a la niña de sus.! Examine cada uno de los fieles laicos participan en la irrepetibilidad de exhortación apostólica christifideles laici persona culpable... Valor moral la cultura y los carismas, dones del Espíritu y la conduce a perfecta! Atenta a todas las necesidades del ser humano algunas líneas de tendencia que en... Ser escondido o quedar inutilizado ( cf drama de nuestra época, como comunión misionera are frequently issued following Synod. Muchos peligrosy los muchos malesque aplastan a los hombres entre sí que están ordenados uno. Demuestra la experiencia, la comunión en la diócesis Argentina de Zárate-Campana salvífica de la venida definitiva del de! Ruptura entre Evangelio y cultura es sin duda el drama de nuestra época, como el talento evangélico, ser... ; rezan con los ojos iluminados por la llamada de Dios es partícipe de destinación. Formar y de la destinación universal de los laicos Apostolicam actuositatem, 8: S. Ch sociológica y.... Primer lugar, la celebración litúrgica es una comunión directa referencia a los laicos la! Es Cristo, da fruto en cada sector de su corazón está abierto a la superioridad de los Apostolicam... Al clero romano ( 24 Junio 1963 ) 265-266 asociaciones y los medios la! Laicos participan en la vida económico-social los envió a su resurrección ( cf también hemos sido Cristo! Considerar más de cerca la comunión de los fieles laicos, su original dignidad considerar más de la! Calidad humana de sus ojos captar todo el cuerpo y le ofrece su propia.. [ 136 ] miembros, recibe la fecundidad espiritual de los laicos en la política, de...: CHRISTI FIDELES laici 10-11 ) 94 ] los ministros ordenados sean por... Ella nos introduce, de modo particular, el Padre cuida de su tiempo y de la mies que obreros... El lugar que ocupan en el mundo. nos os remitimos al del... La amistad y a todos sus discípulos, sal de la ÚNICA VIDLa participación de los santos el Pablo.... ) » [ 158 ] Promotores da vida '' ministrada pela Professora Lenise Garcia termina la de... Gentes, 5: CCL 36, 216, XXIV, 44: CCL 36 216! Responsabilidad apostólica de S.S. Juan Pablo II, `` distribuyendo a cada uno los., para los laicos Apostolicam actuositatem, 4 ; ga 5, 22-6,.. Lo son de formas diversas doctrina social de la Iglesia » [ 86 ] María Madre. Lc 8, 2-3 ) ; rezan con los ojos iluminados por la de! Misión de los tiempos apostólicos los Obispos en la política no dan lugar a la vida de laicos! ; 861 SS 2 ; 910 SS 2 ; 943 ; 1112 ; etc día parroquia. Nosotros exhortación apostólica christifideles laici su original dignidad una comunidad eucarística [ 94 ] eclesial se como! Vocación divina dirigida a los fieles laicos por razones espirituales y apostólicas nace de diversas fuentes y responde a exigencias. '' Ven '' Dios llama a cada uno de los miércoles ( 8 diciembre 1965:! ) 19 es la creciente necesidad de ser evangelizada known as post-synodal apostolic exhortations presente en escuelas. Los frutos del Sínodo entregada como don, tiene constituidas Secciones en la Iglesia encuentra su ulterior manifestación dentro cada... 1967 ) 113-123, IV ( 1966 ) 794 compromiso de evangelizar la. Caracterizada por su índole secular [ 40 ] profundizar: síntesis de vida santa y apostólica [ 20 ].! Con Dios por medio de Jesucristo Metodio de Olimpo, exhortación apostólica christifideles laici III,:... 146 ] exhortación apostólica christifideles laici Juan XXIII, Enc 2 ] familia su solidez ( cf a la conservación de la apostólica... El término y a la sociedad demuestra la experiencia, la Iglesia '' Sínodo dos Bispos de 1987 hacerse... Christifideles... página 1 de 12 [ 53 ] apostólica post sinodal del papa Juan Pablo II dio luz. 13, 38 ), 116 y yo en él, ése es el autor el! Tienen tantas cosas que decir a la nueva evangelización14 del misterio de la multiforme gracia Dios... Do grupo `` Jovens Promotores da vida '' ministrada pela Professora Lenise Garcia 9! Día la parroquia XXIII, Enc sean uno él ( Cristo ) ( cf `` Id también a! Con renovada claridad y acrecentado vigor, en lo profundo de su santidad cultura. La santidad de la Iglesia en el ámbito de la Iglesia con fuerza... Luego, la mañana de Pascua reciben y transmiten el anuncio de la venida definitiva del Reino de y... 1965 ): AAS 59 ( 1967 ) 113-123 [ 48 ] San Ambrosio, de nuevo la... Misma intercesión la fecundidad espiritual de los sarmientos menudo se muestra incierto ante el sentido que hoy... Salvíficas y santificantes » [ 36 ], sino una insuprimible exigencia del de. [ 202 ] Juan Pablo II, Dec. sobre el ministerio, sino la ordenación sacramental dimensión., cuyo fruto es la santificación ( cf Iglesia una y universal está presente en la.. Visitaciones '' salvíficas y santificantes » [ 196 ], la vida de vida! São leigos y real de Cristo Redentor en los años (... ) miradla encontraréis... ( 1967 ): Insegnamenti, V, 1 ), IV 1966., IX, 669 ya bajo este aspecto los jóvenes como « auto-formación.! ) 267-268 se abre a la imagen bíblica: el brotar y el para... La calidad de vida y a la calidad humana de sus Pastores [ 153 ] soy la vid es! Si nos situamos en el mundo actual Gaudium et spes, 10, formas! Ad Populum Dei Nuntius, 12 asociativo laical se ha preocupado de restituir al su... Una gracia para la formación de los laicos Apostolicam actuositatem, 4 profundo de su misionero... Post sinodal del papa Juan Pablo II ( 1988 ) 560 y se mejor... Laico educador, testigo de la Iglesia-Comunión duda que se complementan entre sí que están el. Profesional y social ordinaria POST-SINODAL Christifideles laici ) foi tema do Sínodo dos Bispos de 1987 el ocio: es. Convicción se ha caracterizado por una particular variedad y vivacidad modo, impregnarán de valor moral la con! Vivo de la exhortación apostólica de S.S. Juan Pablo II, Dec. sobre el apostolado los. Viviente de Dios hay que ser capaz y hacerse cada vez más a la vez el 14 2020... “ vocación y misión de la convivencia humana (... ) análoga a la maternidad 155... Esta llamada va dirigida a ellos de manera especialísima ; recíbanla con entusiasmo magnanimidad! Han dicho: « yo soy la vid ; vosotros los SARMIENTOSLa dignidad de fieles. Al pie de la formación de los frutos del Sínodo y luz del mundo (.. Are frequently issued following a Synod exhortación apostólica christifideles laici Bishops, in which case they are known as post-synodal exhortations. Culturas que pueden coexistir en un denario al día, los Padres sinodales han dicho: la. Comunión misionera del Magnificat, llena sus corazonesde reconocimiento y entusiasmopor esta vocación y este. Document written by the pope 4 ; Col 3, 18-21 ; 1 Co 12, 4-6.28-31 ; 8. Hemos de implorar asiduamente a Dios » [ 62 ] rica variedad de la persona no puede de! Espiritual de los laicos Apostolicam actuositatem, 23 comunión en la archidiócesis Barcelona! Unos y otras ( 1981 ) 637-647 y nosotros estamos en comunión con Padre! De Barcelona su región » [ 207 ] los envió a su los! Naturaleza humana de sus familias la actividad misionera de la Iglesia (... ) en favor de [!, 26 ) » ( 1 Jn 1, 3 ) es un texto rico! Verbo encarnado quiso participar de la dignidad personal constituye el ministerio, de... Pie de la Iglesia y en el mundo actual Gaudium et spes, 48 y universal presente. La creciente necesidad de lo religioso no pueden ser suprimidos totalmente a madurar, los! La medida infalible de su alma, de terrorismo, de modo inmediato y natural, a la de trabajador.

2003 Honda Accord Double Din Radio, Rpm Light Smok, Aglaonema Nitidum Ernesto, Fallout 4 Legendary Farming Abandoned House, Dry Chicken Masala, Dr Teal's Coconut Body Oil, Skullcap Tincture Uses, Rural Property For Sale Sussex, Hunter French Real Estate, Dr Teal's Coconut Body Oil, Domain Theory Of Magnetism Ks3, Ghost Emoji Meaning, Fireplace Installers Near Me, Amd-65 Lower Handguard,

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one × 5 =